El pasado viernes y sábado se llevó a cabo uno de los eventos más esperado (al menos para mí) del año. Y estamos hablando de Harry Styles Live on Tour.

Harry regresó a México para ofrecer su primer show como solista después de haber dado un show secreto en el Lunario del Auditorio Nacional el 23 de mayo del año pasado. Tuve la fortuna de ir a los dos días al concierto y fue súper blown mind. Lo sigo desde que era parte de One Direction, así que hablamos de unos 6 años siendo una fangirl, ya se imaginarán.

Es hermoso, su piel de porcelana y su cabello tan sedoso como su voz… su voz es idéntica a como suena en las canciones (podía ser mejor) y es todavía más guapo en persona que en fotos. Tiene una actitud que te contagia la buena vibra y su sonrisa te hace creer que no existe la maldad en el mundo, te transportas totalmente a otro mundo.

Vistió un traje Gucci con negro y rojo con detalles de rosas y flequillos en langas y el pantalón, dando un toque mexicano. Lo usó ambos días, y personalmente, tenía la ilusión de que usara uno diferente.

Cantó su discografía completa, incluyendo el éxito “Sign Of The Times”, además de “Kiwi” y “From The Dining Table”. Además de algunas canciones de One Direction como “What Makes You Beautiful” y “If I Could Fly”.

Se contó con un escenario A y un escenario B, al cual llegó caminando a través de un pasillo en medio del público y en el cual cantó solamente 2 canciones, pero solamente con su voz y él tocando una guitarra.

Lo que tocó totalmente mi corazón fue que habló en su mayoría en español, lo cual demostró su esfuerzo y cariño que nos tiene.

Cantó, para mi sorpresa, la canción que escribió para Ariana Grande “Just A Little Bit Of Your Heart”.

Siendo como siempre feliz, totalmente hermoso, mostró su ánimo bailando como si no importara nada más.

Como buenas fans, se realizaron distintos proyectos para hacer en ciertas canciones, por ejemplo, en “Sweet Creature” todo el Palacio de los Deportes se iluminó de rosa.

Como siempre, demostró su apoyo a la comunidad LGBT ondeándola junto a la bandera mexicana. Actualmente, por el mes del PRIDE, sacó una edición especial de sus tshirt con el lema “TREAT PEOPLE WITH KIDNESS”, que tienen un costo de $713 pesos mexicanos.

fue cómo se despidió de su público mexicano en el segundo concierto, que fue el último en América Latina.

Sin duda lo extrañaremos (yo mucho más) y esperaremos con muchas ansias que regrese (si no es con One Direction) con muchas canciones nuevas y como siempre, con sus ganas de hacer feliz a sus fans mexicanas.