Exposición LGBT+

0
457

El museo de Memoria y Tolerancia siempre se ha caracterizado por albergar exposiciones completamente diferentes a lo ordinario. Desde su apertura, nos impactó con una exposición sobre genocidio y ha continuado educándonos con sus exposiciones temporales en temas como feminicidio y migrantes y refugiados.

En esta ocasión el museo da vida a la exposición temporal “LGBT+”, que simplemente por el tema ya podemos darnos una idea de lo que se exhibe.

Como ciudadano homosexual de un país en el que el machismo, la misoginia, la homofobia/ bifobia/ transfobia y otros fenómenos siguen latentes no pueden imaginar el gusto que me dio el saber que el museo abriría esta exposición.

El principio de la exposición está dedicado a mostrar la diversidad en las familias y es que aún hay gente que dice “yo no estoy en contra de que sean gays, pero que no adopten” por lo que es importante educar a la gente para que cambie este pensamiento retrograda y discriminatorio, mismo pensamiento por el que es tan difícil que los homosexuales podamos adoptar.

La segunda sección es un poco pequeña pero muy educativa. Es un área dividida en dos recamaras, el lado de la niña es rosa y el del niño es azul y cada recamara tiene juguetes cuyo uso está ligado con el género de la persona, lo que nos hace reflexionar sobre el género, los roles que desempeña y los estereotipos.

La conexión entre la segunda y la tercera área de la exposición es un clóset (literal), por supuesto que dentro es obscuro y podemos escuchar frases que las personas LGBT nos hemos dicho antes de atrevernos a salir del clóset.

La tercera sección está repleta de preguntas y respuestas extremadamente informativas que tratan temas como los estereotipos e ideas erróneas que la gente tiene de loshomosexuales, diferencia entre el ser transgénero y transexual, la razón de que exista un Día del Orgullo, entre otros.

La cuarta sección es sobre discriminación hacia la comunidad LGBT, hay imágenes y videos de actos de violencia que han sufrido algunos miembros, información sobre la discriminación que se sufre en diferentes países y más contenido bastante impactante.

La quinta parte es una línea de tiempo (por línea me refiero a un arcoíris) que contiene datos importantes sobre la lucha por los derechos de la comunidad, personajes LGBT emblemáticos, datos como la explicación de los colores de la bandera del orgullo y actos de violencia y discriminación que nos han marcado.

La sexta y última sección nos brinda información de los derechos que tenemos como personas LGBT (que en realidad deberíamos tener los mismos derechos que el resto de la población simplemente por ser humanos), a dónde acudir en caso de discriminación (googlen COPRED y CONAPRED) y la tasa de matrimonios entre parejas homosexuales.

He escuchado algunos comentarios de personas que afirman que falta mucho contenido en la exposición, que falta más visibilidad para el resto de la comunidad y no solamente los gays. Sin embargo, la exposición tiene datos muy valiosos y está abriendo el diálogo. Por otra parte, es grato ver a personas heterosexuales, familias e incluso turistas visitando la exposición porque esto significa que hay gente interesada en informarse y cambiar su pensamiento para ser incluyentes. Como comunidad, nos recuerda que la tarea aún no acaba y que hay un largo camino que debemos recorrer porque es obligación de todos esforzarnos para tener el mundo que merecemos.

La exposición estará abierta al público hasta el 30 de junio del año en curso, espero que se den la oportunidad de ir sin importar su orientación sexual e identidad de género y recuerden publicar su experiencia en redes sociales con el hashtag #PorUnMéxicoSinClósets.