“Camp: Notes on Fashion” es una temática que a muchos les ha costado trabajo entender, pero estoy seguro de que los looks de anoche nos volaron la peluca a todos.

El Camp va mucho más allá de una prenda, es expresión en su máximo esplendor, sensibilidad y extravagancia. Los asistentes, a pesar de unas cuantas decepciones (modelos que no buscaban más que verse bonitas, hombres en smoking negro, etc, etc…), se dejaron llevar por la moda y extravagancia para darnos momentos icónicos que nos dieron vida para aguantar, y cambiar, este mundo heteronormado. Así que les dejo mis looks favoritos de la noche.

Comenzamos con Lady Gaga. Esta señora convirtió la noche en la MET Gaga desde el momento que empezó a desfilar por esa alfombra rosa. No sólo nos dio CUATRO looks de Brandon Maxwell, nos regaló una presentación llena de extravagancia y teatralidad como sólo ella sabe hacerlo, sin mencionar ese make up tan exagerado que AMÉ. Lady Gaga es la definición del Camp hecha persona.

Uno de los looks que más esperaba era el de Billy Porter. En cuanto vi sus fotos llegando en un trono cargado por seis hombres que hacían match perfecto con su look empecé a gritar. Esa entrada/performance en juego con su look tan queer y tan camp de The Blonds me transportaron a un ball de drag queens en los 90’s.

Celine Dion se caracteriza por disfrutar de la moda, pero me sorprendió con ese look Oscar de la Renta. Cubierta en flequillos, con un arreglo en la cabeza que nos daba toda la fantasía de showgirl, serving legs, con un bronceado perfecto y un make up que hacía brillar su rostro tanto como su atuendo.

Estaba seguro de que Jared Leto asistiría en un look de Gucci, pero recrear ese momento icónico de la colección F/W 18 llevando una cabeza como accesorio fue CAMP AF! Además de verse espectacular en ese vestido/toga cubierto en joyería.

No veo GOT, pero de ahora en adelante cuando escuche “mother of dragons”, lo primero que voy a pensar es en Florence Welch vestida con ese capa Gucci tan llena de fantasía.

Llega la ganadora de los septuagésimo sextos Juego del Hambre: Saoirse Ronan. Con dos dragones como hombreras, un vestido con colores tan vivos y, para rematar, glitter en el rostro para hacer match con el brillo de las lentejuelas de su vestido.

Janelle Monáe es Cristian Siriano definitivamente es de mis favoritas. Jugando con la silueta de su vestido para crear un rostro asimétrico y con, no uno, no dos, sino cuatro sombreros sobre su cabeza. Extravagancia y estilo en combinación.

Lumière who? Los looks exagerados de Katy Perry no siempre me convencen, pero creo que ayer dio justo en el clavo. No puedo evitar pensar en lo incómoda que estaba, pero su look de Moschino con dos candelabros valieron totalmente la pena. De esto se trata ser Camp.

Me cuesta trabajo creer que este look sea Michael Kors, pero me fascina. Y ver que una modelo se arriesgara de esta manera como Gigi Hadid la convierte en una de mis favoritas. Ese bodysuit lleno de lentejuelas, cubierto con esa capa llena de plumas y el make up con pestañas largas XXL me dan mucho drama, justo lo que necesitábamos de esta alfombra rosa.

Ver un look de Dior convertirse en algo tan divertido me da vida. Cara Delevingne es un personaje Camp en sí, pero verla con este atuendo tan divertido y combinando su beauty look (hasta las piernas) y sus accesorios es justo el momento Camp lleno de comedia de la noche.

Cardi fucking B. Thom Browne jugo de una manera increíble con su cuerpo añadiendo esas costuras el diseño, las plumas en los hombros y en la cauda son MÁGICAS, la pieza que lleva en la cabeza complementa perfecto look y la manera en la que jugaban con la cauda fue algo que se define con una sola palabra: Camp.

En esta ocasión dejé mi favorito para el final: Ezra Miller. Sabemos que Ezra siempre nos da looks extravagantes y make ups dramáticos, pero verlo ayer con siete ojos en el rostro fue extravagancia pura… y un poco mareador. La cauda le daba el toque de camp que su traje necesitaba, y ni hablar de ese corset de joyería y sus zapatos cubiertos de diamantes. Y por supuesto que no podía faltar el performance al llegar con esa capa blanca y una mascara que escondía sus multiples ojos. Exageración, fantasía, irreverencia, humor y moda, todo en una sola persona.